Mi experiencia con

Probando el purificador de aire Xiaomi Mi Air Purifier 3C

¿Puede el purificador aliviarme la vida si vivo en un agujero que atrae polvo, polen y smog? (Sí)


Por Macarena Salinas

Compartir


Publicidad
Publicidad

Desde que recuerdo he sufrido por la alergia. Cuando era chica tenía crisis tan horribles que llegaba a la casa con los ojos hinchadísimos de tanto rascarme ya que el patio del colegio estaba rodeado de plátanos orientales (¿A qué detestable ser se le ocurrió importar ese árbol del demonio?). El que las cosas que me den alergia sean las más comunes (polvo, polen, caspa de animales, la naturaleza y, básicamente, la vida misma) ha hecho que me acostumbre a andar con la nariz tapada, pañuelos desechables y un antihistamínico en el bolsillo.

Tampoco ayuda que viva en Santiago -asentamiento dentro de un hoyo atraepolvo-, frente a una plaza con abundantes plátanos orientales y rodeada de vecinos con más de un perro, lo cual limita mis posibilidades de ventilar si es que no quiero morir sacándome la cara con las uñas de tanto rascarme. Ante la desesperante opción de morir de calor y sofocación por mantener las ventanas cerradas decidí probar un artefacto que hace rato lo consideraba como opción: un purificador de aire. 

El elegido por mi parte fue el Mi Air Purifier 3C de Xiaomi. Este ya es mi segundo producto de la marca (El primero fue su aspiradora robot que es el amor de mi vida). Buscando información sobre purificadores, la recomendación que se repetía era el fijarse en el filtro. Este modelo trae el True HEPA, calificados como los más eficientes (y los más populares en los blogs que leí) ya que son capaces de filtrar el 99,98% de las partículas aéreas más pequeñas, justo lo que mi ser con rinitis alérgica necesita. 

 

El purificador

El purificador era un poquito más grande de lo que esperaba pero nada pesado (pude sacarlo sola de la caja siendo que mi fuerza de brazos es inexistente) e increíblemente silencioso. Conectarlo al celular fue muy fácil, la app Xiaomi Home hace todo super sencillo, incluso cuando tuve que cambiar redes Wi-Fi me fue guiando paso a paso y solucioné eso al primer intento. La primera medición del aire de mi hogar dio «024», que según el purificador era bastante aceptable. Luego de dejarlo funcionar por unos minutos llegó a «001», lo cual es excelente, y el mínimo posible. Solo en un bar de oxígeno encontrarías aire más respirable que en mi casa.

Este producto cuenta con tres modos de funcionamiento: Automático, nocturno y manual. Con este último se activa el ventilador, lo que genera un poco de ruido pero nada insoportable, luego de dejarlo funcionar unos minutos se siente que hay un cambio de aire en el ambiente, quedando más fresco. En cambio, en el modo nocturno y automático es totalmente silencioso. El purificador cuenta con una pantallita que te muestra la concentración en el aire, así como el modo y el estado de la red, pero si eres de quienes les molesta la luz de los aparatos, puedes bajar el brillo o, derechamente, apagarla. En cuanto a botones, tiene solo dos, uno para la pantalla y el wifi y otro que es de prendido y que también sirve para elegir el modo. 

No solo ha sido salvador para el tema de la alergia sino también para mejorar el ambiente dentro de la casa. En estos días de calor insoportable nos apoyamos de ventilador y enfriador de aire para poder sobrevivir, por lo que varias ventanas y puertas se cierran para conservar la temperatura pero, en ocasiones, eso impide que se ventilen bien otros sectores del hogar, por lo que el modo manual ayuda a mejorar el aire de esas piezas.

 

Chao humo

Entre todos los factores contaminantes que aparecen en la lista aparece el humo, lo cual como persona que vive en la periferia y recibe el humo de los incendios forestales de la costa y de las fábricas que se incendian en el sector, me pareció conveniente. Por desgracia hoy hubo incendio en Curacaví y llegó la oportunidad de hacer el review en vivo para este post. Al encenderlo la medición dio 020 (lo cuál sigue siendo excelente) pero luego de unos minutos funcionando llegó al fantástico 001, y así se ha mantenido por un rato.

En estas semanas usándolo me ha servido bastante. En cuanto a la alergia está un poco más tolerable, he notado una baja en la picazón, no he intentado sacarme los ojos ni la nariz lo cual es una buena señal. Sumado a que ayuda con la circulación del aire ha sido una gran adición a mi casita. Como es liviano y silencioso puedo moverlo por las piezas sin que nadie se de cuenta de su presencia y, gracias a la app, se puede programar para que funcione mientras duermes.

Lo publicamos en Descuentos Rata a $69.990, comprado desde Xiaomi Online. A la fecha de este review, está a $79.990.