Mi experiencia con

Teclado inalámbrico Samsung Keyboard Trio 500

Un teclado inalámbrico que quizás le sirve solo a fans de Samsung.


Por C C

Compartir


Publicidad
Publicidad

Este review fue escrito en noviembre de 2021 y este teclado se encuentra acumulando polvo actualmente.


Necesitaba un teclado de forma medianamente urgente porque se venía el CyberRata y ya me habían reclamado que el teclado mecánico que uso hacía mucho ruido como para estar en la noche escribiendo las ofertas para esos días. Comencé mi búsqueda por uno con Bluetooth (para poder usarlo en cualquier momento y lugar) y específicamente uno que pudiera conectarse a varios dispositivos a la vez (porque puede que esté escribiendo en el computador, en la tablet o en mi teléfono). Si necesitaba uno que tuviese esta característica, tenía que evitar cualquiera que tuviera dongle (como el Logitech K400, que viene con air-mouse, específicamente para Smart TV), y pudiera vincularse directamente a los dispositivos.

Todos los reviews que encontré en internet decían que comprara el Logitech K380. Todos. Aún así, al intentar buscarlo para adquirirlo, me topé con la realidad de la pandemia: No había stock, así que seguí en mi incanzable búsqueda. En eso, me topé con otro teclado que tenía las características que buscaba, al menos a primera vista, el teclado inalámbrico Samsung Keyboard Trio 500.

Comencemos por lo bueno: El teclado viene con dos pilas AAA incluidas y cuenta con un interruptor para apagarlo mientras no se usa, además usa el protocolo Bluetooth Low Energy que hace durar aún más las pilas (Años según el fabricante). La calidad de construcción es bastante correcta y eso asegura que no morirá a la primera caída, sin embargo no hay que “doblarlo” mucho porque no parece ser tan resistente como para apretarlo, pero considerando que no voy a salir ni lo voy a sacar en los próximos mil meses gracias al covid no es una preocupación. Las teclas tienen una distancia adecuada y buen recorrido al presionarlas. Posee memoria para hasta tres dispositivos distintos que se pueden ir cambiando rápidamente solo presionando una tecla (Aunque termina siendo inconveniente, como explicaré después). Por último pero no menos importante: Trae la tecla Ñ.

La conexión Bluetooth es bastante estable, incluso en mi notebook del año del cuete. Es compatible con Windows, Apple y Android, y cuenta con funciones específicas para dispositivos Samsung Galaxy. Sin embargo, el teclado al estar tan concentrado en mostrar estas funciones, termina arruinando la experiencia en otros dispositivos.

El teclado tiene todas las teclas que tendría un teclado común, pero con un problema: Las teclas de función son reemplazadas por teclas “especiales” que solo reconocen los dispositivos Samsung Galaxy. Por ejemplo, para poder hacer ALT+F4, hay que presionar ALT+FN+F4, porque F4 abre el menú de aplicaciones… Pero, como dije, solo en un Samsung Galaxy. En cualquier otro dispositivo presionar el F4 no sirve de nada, y no, no es configurable.

Esto es inconveniente en cuanto las teclas duplican características que ya están presentes en un equipo móvil o un PC. Otro ejemplo: Para cambiar de aplicación comúnmente presionarías Cmd/Win+Tab, acá esta función es duplicada en el F5. Pero aún así, ese F5 sólo funciona en Samsung Galaxy, no en PC. Para hacer F5, debes presionar FN+F5.

Las teclas F1, F2, F3 pueden abrir apps específicas, pero de nuevo, solo en Galaxy. La tecla F12 tiene un acceso a DeX, también exclusivo para Galaxy. Pero ni siquiera todos los Galaxy entran en esta ecuación: Si tienes un Galaxy S9, ya quedaste atrás y tampoco te sirven las teclas especiales porque requieren de One UI 3.1 (Léase Android 11) o superior para funcionar. Realmente una atrocidad porque ni siquiera las teclas que supuestamente están hechas para ti, sirven para lo que deberían servir.

¿Más problemas? Por supuesto: Las teclas Fx están a la misma distancia que las teclas normales, por lo que buscando las teclas numéricas, pasas a llevar una F, y terminas presionando las teclas para cambiar de dispositivo, ubicadas en F7, F8, y F9. Justo arriba del 7, 8, 9 y 0. Ya podrás imaginar las veces que he cambiado accidentalmente de dispositivo mientras escribo este post.

Y así podría seguir infinitamente con pequeños problemas que terminan por mermar la experiencia en cualquier dispositivo que no sea una Galaxy Tab, y aún así, me pregunto qué tan útil podría ser haber creado un teclado con funciones específicas para una familia de tablets que vienen con teclado y funda dentro de la caja

Finalmente ¿Se compra? Nop, anda por el Logitech K380. Un dispositivo agnóstico -o neutral- es mejor que uno lleno de funciones “para agilizar el trabajo” que solo lo terminan entorpeciendo, y haciéndolo más tedioso de lo que ya es. Por cierto, nunca pude configurar las teclas de acceso rápido, ni siquiera en un Galaxy Note20, dispositivo que debería ser muy compatible con este teclado.

Lo compré en el Líder por $24.493 una vez que lo pillé en descuento (Por supuesto que lo iba a comprar con descuento, por algo esta página se llama Descuentos Rata y no Compra productos a precio completo Rata), y si bien no me arrepiento porque me salvó para lo que quería, quizás deba ir buscando un teclado sin «atajos especiales», y solo uno que haga lo que debe hacer: Ser un dispositivo para escribir.