Blog Rata

Almohada viscoelástica

Dos opiniones distintas para el mismo producto.


Por Team Rata

Publicado
Compartir


Publicidad
Publicidad

En Descuentos Rata somos débiles antes los infomerciales, cuando vemos algo que promete funcionar de maravilla queremos probarlo, y así es como dos integrantes de nuestro Team terminaron con las míticas almohadas para dormir con los chakras alineados por lo que les pedimos que comentaran sus experiencias con tan conocido producto. 

Opinión Maca

Soy una persona que duerme con varias almohadas, tres para ser exacta, y un cojín chiquito que es decorativo. Con los comerciales de estas almohadas para mejorar la postura me bajó la curiosidad por ver si realmente había cambio en la calidad del sueño y en la forma en que mi cuerpo reposaba, así que antes de comprar una, decidí usar mi cojín chiquito como objeto de prueba y me gustó. Ante la nueva comodidad descubierta y, por respeto a mi yo durmiente, me decidí a comprar el cojín de verdad para lograr esa posición alineada que los infomerciales me dijeron era la ideal para el tuto. 

La diferencia entre mi cojincito y esta almohada es considerable, el otro es casi plano mientras que este es bastante gordito por lo que el desnivel que se siente al ponerlo entre muslos se siente raro. Le di un par de noches de prueba y no logré acostumbrarme, estando despierta buscaba muchas posiciones en las que pudiera estar cómoda pero, inevitablemente, el cojín terminaba en un lado de la cama o en el suelo. 

Pero no lo desecho completamente, he encontrado que es más práctico para cuando estoy tirada en mi cama viendo series o revisando cosas con el notebook apoyado en mi guata. Si son de las personas que gustan estar desparramadas en sus camas, no pueden estar tranquilas o prefieren tener sus extremidades en diferentes niveles, este es un gran producto. 9/10 solo porque mi versión nocturna no se acomodó como las personas de los infomerciales. 

 

Opinión Dos

Por lo general duermo como pueda, sin embargo, en la noche me doy vueltas porque nunca pude estar cómodo de lado, con una pierna más abajo o más arriba y la posición fetal no lograba tenerme 100% cómodo. Un día mi abuela llegó con el cojín de los infomerciales, ella llevaba tiempo usándolo y dijo que le hizo bien así que me compró uno (gracias, supongo). Inicialmente lo miré escéptico pero, había que probarlo. Después de echarme y acostarme de lado con él, poniéndolo entre mis piernas, dije “Podría ser”.

La primera noche de prueba con el nuevo cojín sentí más bien una incomodidad que no me permitió dormir. Resultado, se fue directo al suelo. Ya las siguientes noches volví a intentarlo y de a poco comencé a agarrarle el gustito a ponerlo entre mis rodillas. Encontré que por algo tiene una forma determinada y al dormir así efectivamente comencé a dormir mejor. 

Amanece en cualquier lugar, pero al menos sé que por la noche lo usé y logré dormir más cómodamente que sin él. Recomiendo, antes de adquirir este producto, probar con una almohada cualquiera que se tenga y ver si se duerme mejor; si es así, entonces quizás el siguiente nivel es un cojín con las formas de las piernas más definidas.

Semanas después de usarlo, lo veo y no sé si “alineará la espalda” o algo así, no tengo la respuesta, pero sí puedo comentar que sí duermo más cómodo que sin el cojincito.


¿Te convencieron estos comentarios? ¿Quieres saber algo más? ¡Cuéntanos en redes sociales para ir actualizando este review!