Blog Rata

100% real no fake: La guía rata para comprar cosas k-pop originales en Shopee

Si eres una rata k-poper, ya sabes que entrar a este mundo no tiene vuelta atrás y una vez que te vuelves coleccionista no puedes parar de comprar discos y photocards. ¿Sabías que puedes encontrar algunas joyitas k-pop en la plataforma Shopee? Bueno, aquí va un review en primera persona de una compra exitosa de cartones coreanos originales.


Por Laura Fernández

Compartir


Publicidad
Publicidad

Un poco de contexto antes de partir con esta reseña: Hace unos meses me volví fan de Super Junior (Grupo K-Pop de la 2° generación conocido por ser uno de los precursores de la ola coreana alrededor del mundo), y como son una banda viejita -debutaron el 2005- cuesta mucho encontrar cosas de ellos. 

Empecinada en coleccionar sus discos y photocards, tuve que empezar una búsqueda minuciosa en sitios como Marketplace o Ebay para comprar cosas más baratas y de segunda mano. En una de esas tardes de vitrineo, el buscador me tiró varios resultados de tiendas de Shopee en países asiáticos como Malasia o Filipinas. Aunque no podía comprar desde ahí, decidí probar suerte y bajar la app de Shopee para cachar si habían tiendas parecidas que sí enviaran a Chile.

Lo que encontré fue oro. Lo primero que hice -además de hacerme una cuenta por supuesto-, fue buscar cosas de grupos más nuevos como Stray Kids y Blackpink. Al igual que en otras plataformas, gran parte de los resultados son merchandising no oficial o imitaciones de productos como photocards o lightsticks. Sin embargo, si haces una búsqueda exhaustiva puedes encontrar vendedores que ofrecen tanto photocards como discos completamente originales.

¿La explicación? Muchos fans -mayoritariamente de Asia-, venden parte de sus colecciones personales y lo bacán de esto es que por ejemplo, puedes encontrar joyitas de edición limitada o discos que ya no se imprimen. Como son tiendas personales y no de marcas, obviamente el stock es limitado y gran parte de los productos son de segunda mano así que hay que fijarse en si tienen detalles. 

De los vendedores de photocards que encontré, la mayoría ofrece una variada selección de fotos y hasta videos de lo que tienen disponible y las condiciones en las que están. Como en cualquier compra por internet, hay que fijarse bien en las descripciones porque también hay harta tienda que vende falsificaciones de photocards (si son copias, en las bajadas suele decir NO OFICIAL en mayúsculas para que no te confundas).

Normalmente quienes venden sus colecciones tienen fotos caseras (sacadas con el celular), mientras que aquellas que se dedican a hacer copias suelen mostrar montajes hechos en Photoshop. Otra diferencia importante son los precios: Si bien no es TAN barato, las pc’s originales suelen costar en promedio desde 5000 CLP, mientras que las falsas con suerte 2000 CLP y las suelen vender en sets. 

Después de semanas vitrineando y agregando cartones a mi carrito, decidí aventurarme y comprar varias a las que les había echado el ojo. Lamentablemente, ninguna de las tiendas que vi tenían reseñas, pero para asegurarme que fueran confiables revisé minuciosamente sus perfiles y caché que ya tenían otros productos parecidos vendidos. Algunas páginas también ofrecen pruebas por chat o tienen cuentas de Instagram dedicadas a mostrar qué tienen disponible con marca de agua para asegurarse que nadie usará sus fotos para estafar. Al final me decidí por cuatro photocards de dos tiendas distintas, y fui a hacer el checkout.

 

La experiencia de la (primera) compra

Aproveché un cupón de primera compra para descontarle un par de luquitas al total, y además el envío me salió gratis desde Indonesia con seguimiento (Shopee ofrece envío gratis en artículos desde los 2000 CLP, si tiene tracking o no depende del vendedor). Nunca había comprado en esta plataforma, y me sorprendí cuando al momento de pagar me daba la opción de pagar en pesos chilenos y hasta con Cuenta RUT. Una vez pagado el pedido, no me quedaba más que encomendarme para que no me estafaran y mis cartoncitos llegasen intactos a Chile.

Spoiler: Esta historia tiene final feliz. Ambos paquetes llegaron a mi casa en 28 días a través de Correos, y lo más lento del proceso fue la salida desde el país de origen. Una vez que arribaron a Chile, todo fue muy expedito (afortunadamente no tuve que pagar aduanazo, ya que el monto total no superaba los USD$30). El seguimiento eso sí lo tuve que hacer sólo por la app de Shopee, porque cuando pegaba el número de tracking en páginas como 17Track, o la misma web de Correos de Chile, no me salía disponible.

Para mi sorpresa, las photocards venían súper bien envueltas y protegidas con papel burbuja, cartón extra grueso y su sleeve correspondiente. Tenía mucho miedo que se fueran a dañar en el trayecto desde Indonesia, pero estaban intactas. En el pedido más grande -que consistía de tres photocards 3D-, el vendedor incluso me mandó un regalo. Registré todo el unboxing en fotos en caso de que algo saliera mal, y cuando me aseguré que todo estaba 10/10 fui a la app a confirmar que había recibido todo perfecto. Una vez terminado el proceso Shopee le libera el dinero de la compra al vendedor, por lo que en caso de tener algún problema con el pedido esa plata queda retenida para hacer la devolución correspondiente.

Como buena compradora que soy, fui directo a dejar una reseña en las tiendas en las que compré detallando cuánto se demoró, cómo venía envuelto, en qué condiciones estaban las photocards, etc. Por supuesto que puse fotos de todo para ayudar a guiar a otras k-popers en sus futuras compras.

Aunque los precios no son TAN convenientes como cuando compras pc’s en grupos de Facebook (Hay algunos vendedores que se van al chancho, pero por eso es importante cotizar), en Shopee tienes más posibilidades de encontrar algunas photocards raras o muy antiguas y eso le da un valor agregado. También puedes hallar discos sellados y completamente nuevos, pero suelen ser más caros que los que venden las tiendas k-pop de acá. Algo que me tincó mucho es que algunas tiendas venden el contenido de los Seasons Greetings de algunos grupos por partes, entonces puedes comprar un set sólo con las inclusiones de tu bias.

Para gente fan de grupos más viejos como #una, encuentro que Shopee es una súper buena opción, pero también le recomendaría a otras fans de las generaciones más nuevas echar una mirada porque realmente hay DE TODO. Si estás buscando un lugar donde vender tu propia colección internacionalmente, esta plataforma también podría ser una opción para ti. Definitivamente compraré otra vez -de hecho ya tengo otras tiendas en la mira y un carrito armado jeje-, así que le doy mi sello de aprobación de Rata Fangirl a Shopee.